El Callao

Historia, Gente y Tradición

Sol y Mar

INTRODUCCION
ORIGEN DE: Callao, Chalaco y Chim Pum
ESBOZO HISTORICO
EL CALLAO PREHISPANICO
PIRATAS EN
EL CALLAO
LA FIEL Y GENEROSA
PROVINCIA LITORAL
PROVINCIA CONSTITUCIONAL
EL COMBATE
DEL CALLAO
CEMENTERIO:
Lugar de Reposo
LAS ISLAS
DEL CALLAO
SOL Y MAR
LA PESCA
EN EL PERU
LA GEOGRAFIA Y
GERMAN STIGLICH
EL PERIODISMO
CHALACO
DIARIO CALLAO Y
DARIO ARRUS
CORONEL MANUEL
CIPRIANO DULANTO
POESIA: CARLOS
CONCHA BOY
OPERA:
ALEJANDRO GRANDA
SANTIAGO:
EL VOLADOR
LA VUELTA AL MUNDO: BOTERIN
LA TRAGEDIA DE 1746
Y MANSO DE VELASCO
El REAL FELIPE
LOS DISTRITOS
(NUEVO)
BIBLIOGRAFIA

Regresar a: Chim Pum

Desde tiempos antiguos el mar ha cautivado al hombre, tal vez por su inmensidad. El baño recreacional en ríos y lagos es más antiguo que el baño recreacional en el mar, pero es en el mar en donde el hombre experimenta sus mayores satisfacciones.

Los antiguos habitantes del Callao también gozaban del mar. Cuando los conquistadores españoles llegaron a estas tierras, encontraron una comunidad indígena llamada Piti-piti. El Piti-piti tenía su centro en lo que hoy es Chucuito pero se extendía también a todo el distrito de La Punta. Además de proveer a los españoles con productos marinos, los pescadores del Pitipiti constituían un espectáculo digno de ver según cuentan los cronistas e historiadores españoles. Para los españoles era gran recreación ver la intrepidez y destreza de los nativos cuando pescaban y nadaban.

No existen muchas referencias acerca del mar como recreación durante la colonia. Pero ya en la república y a mediados del siglo pasado se establecen los baños de La Punta. En esos tiempos La Punta era el más bello balneario del Perú y su fama fue creciendo. Esto motivó la construcción de una vía de tracción animal, entre la calle Paz Soldán en el centro del Callao y los baños de La Punta, para transportar a los veraneantes. Debido a la gran concurrencia de visitantes a fines del siglo pasado y comienzos de este siglo, aparecieron hoteles como el Gran Hotel, el Bristol, el Edén y el Internacional.

Era costumbre de los antiguos peruanos bañarse desnudos en el mar, costumbre también de los pueblos antiguos alrededor del mundo. Con el cristianismo y la civilización occidental estas costumbres cambiaron. En el siglo pasado y a comienzos del presente las prendas de baño de las mujeres consistía de dos piezas que les cubrían casi todo el cuerpo, muslos, piernas y las mangas eran generalmente de 3/4. Los hombres usaban mamelucos a rayas horizontales. También se usaban los sombreros y zapatillas o alpargatas debido a la característica pedregosa de las playas de La Punta.

Alrededor de 1920 la moda se vuelve más audaz, y las prendas de baño empiezan a ser más cortas. El traje de baño de las mujeres consistía de un pantaloncillo hasta las rodillas y una camiseta gruesa con mangas que variaban en longitud y en algunos casos camisetas sin mangas. Los hombres usaban pantaloncillos cortos y camisetas sin manga. En la década de los 30, la moda se vuelve aún más audaz. Los hombres eliminan la camiseta y sólo se bañan con truza. En la moda femenina aparece el famoso "maillot", una prenda de una sola pieza que cubría el cuerpo pero no la extremidades. También eran con más escote. Esto originó que los moralistas de la época se pronunciasen en contra de su uso.

La moda playera varonil desde entonces no ha variado mucho, con excepción de los pantaloncillos "bermuda" de los años 70. En cambio, la prenda de baño femenina es la que ha evolucionado más y es la que ha captado mayor interés y admiración. La aparición del "bikini" fue una sensación a nivel mundial. En el Perú, la moda demoró en ser aceptada pero se hizo la favorita de las jovenes bañistas. En la década de los años 70, aparece en el Brasil, la tanga, una moda aún más audaz que el bikini. En el Perú, no ha sido ampliamente aceptada y el bikini sigue siendo la prenda favorita de las jovenes.

Ya no existen los hoteles, el esplendor de otras épocas desaparecieron, pero La Punta sigue siendo uno de los mejores balnearios del Perú. En los veranos de estos últimos años, las temperaturas están alcanzando los registros más altos de calor en lo que va del siglo debido al fenómeno de la corriente del Niño y las playas están siendo muy concurridas. El sol y el mar son inseparables para todos los chalacos.

©1997-1999 Humberto Cotos. Derechos Reservados.