El Callao

Historia, Gente y Tradición

Santiago el Volador

INTRODUCCION
ORIGEN DE: Callao, Chalaco y Chim Pum
ESBOZO HISTORICO
EL CALLAO PREHISPANICO
PIRATAS EN
EL CALLAO
LA FIEL Y GENEROSA
PROVINCIA LITORAL
PROVINCIA CONSTITUCIONAL
EL COMBATE
DEL CALLAO
CEMENTERIO:
Lugar de Reposo
LAS ISLAS
DEL CALLAO
SOL Y MAR
LA PESCA
EN EL PERU
LA GEOGRAFIA Y
GERMAN STIGLICH
EL PERIODISMO
CHALACO
DIARIO CALLAO Y
DARIO ARRUS
CORONEL MANUEL
CIPRIANO DULANTO
POESIA: CARLOS
CONCHA BOY
OPERA:
ALEJANDRO GRANDA
SANTIAGO:
EL VOLADOR
LA VUELTA AL MUNDO: BOTERIN
LA TRAGEDIA DE 1746
Y MANSO DE VELASCO
El REAL FELIPE
LOS DISTRITOS
(NUEVO)
BIBLIOGRAFIA

Regresar a: Chim Pum

Cuenta la mitología griega que Dédalo y su hijo Icaro se encontraban prisioneros en el laberinto de Creta. Para que Icaro pueda escapar Dédalo fabrica unas alas hechas con plumas de aves las cuales son aseguradas con cera. Icaro se las pone, emprende vuelo y escapa. Icaro en su vuelo se eleva y eleva pero el calor del sol derrite la cera y las alas se deshacen cayendo Icaro a su muerte en el mar Egeo.

Esta es la primera mención que se sepa sobre el deseo humano de querer volar como las aves pero indudablemente el interés y admiración sobre la capacidad de volar de las aves viene de tiempos más remotos. También existieron hombres quienes idearon fabricar maquinas de vuelo. Leonardo da Vinci, pintor, escultor e inventor italiano fue uno de ellos en la epoca del renacimiento. Un chalaco, Santiago de Cárdenas también haría unos diseños en el siglo XVIII. Julio Verne, novelista francés imaginó el vuelo en maquinas e inclusive, cohetes para viajar a la luna. El volar recién se haría posible con las naves aéreas fabricadas a comienzo de este siglo por los hermanos Wright en Estados Unidos.

Santiago de Cárdenas, nació en el Callao en 1726. Desde niño se interesó por aprender a leer y escribir pese a la condición modesta de sus padres. La necesidad lo lleva a trabajar como grumete en una nave mercante cuando solamente tenía diez años de edad. Su actividad marina terminó con el maremoto de 1746 cuando encaya la nave en la que trabajaba. Santiago fue uno de los sobrevivientes de aquel devastador suceso.

Santiago se muda a Lima en donde se dedica a trabajar en oficios mecánicos. Un día observó el vuelo de un ave y esto le dió la idea que el hombre también podría volar. Santiago se dedica a estudiar el vuelo de las aves y muchas veces las cazaba para estudiar su organismo. Con sus conocimientos de mecánica, elabora unos diseños y un memorial el cual presenta al Virrey Manuel Amat y Juniet, solicitando recursos para la construcción de un aparato que había inventado para poder volar. La solicitud fue evaluada por don Cosme Bueno quien era el hombre de más ciencia en el Perú en esos tiempos. El informe de Cosme Bueno fue negativo para Santiago y no pudo obtener los recursos necesarios para la construcción de su aparato volador.

La noticia de la petición de Santiago al Virrey llegó a oídos del pueblo el cual lo bautiza como "Santiago el volador". Un día corrió la falsa noticia que Santiago iba a volar desde el cerro San Cristobal hasta la Plaza de Armas. Se juntó una munchedumbre para ver a Santiago volar pero al ver que no lo hacía, van a donde él y lo amenazaron; "O vuelas o te matamos a pedradas". Santiago huye y se refugia en la Catedral. El Virrey Amat quien se había enterado de los sucesos, envía una escolta para que lo resguarde y lo lleve a Palacio.

Santiago escribió un manuscrito llamado Nuevo Sistema de Navegar por los Aires el cual contiene sus diseños. En 1878, Ricardo Palma, el tradicionista peruano, sacó una copia la cual hizo imprimir en Valparaíso con un prólogo escrito por él mismo sobre Santiago. También a fines del siglo XIX, aparece una obra; Viaje al Globo de la Luna, de autor anónimo. Esta obra tiene varias páginas dedicadas a "Santiago el Volador". En este siglo, el escritor Julio Ramón Ribeyro en homenaje a Santiago escribió su obra de teatro "Vida y pasión de Santiago el pajarero".

Santiago de Cárdenas o Santiago el Volador, uno de los más pintorescos personajes peruanos, murió en 1766.

©1997-1999 Humberto Cotos. Derechos Reservados.